jueves, 18 de mayo de 2006

distancias (Mendoza)

El viaje
En apenas 24 horas, de Salta a Mendoza y de ahí, de nuevo a Santiago de Chile. Y de nuevo otra frontera, y de nuevo encuentros con amigos y de nuevo en casa de mis amigas catalanas, a donde llegué en medio de la madrugada y con las calles solas para mi.

Santiago de Chile

Regresé a Santiago para mantener una reunión con el Presidente de LAN (la línea área chilena) que es asturiano y que posee una historia muy interesante en cuanto a cómo alguien que llegó prácticamente sin nada pudo llegar a formar uno de los grandes imperios empresariales de Chile. También tenía por objeto presentarle mi proyecto de centros asturianos para conseguir su apoyo. Quedamos en verlo más adelante.

Mendoza
La cordillera de los Andes y seis horas entre viaje y cruce de frontera (Paso Cristo Redentor), separan Santiago de Chile y Mendoza, ya en Argentina. En el trayecto, apenas cinco segundos me permitieron (y ya fue difícil conseguir que pararan el autobús) para fotografiar el Aconcagua. En el recuerdo, mis amigos del grupo de montaña del Torrecerredo, que este año llegaron a la cumbre.

Frontera Santiago-Mendoza

Mendoza es una provincia que se caracteriza por la extracción del petróleo y, sobre todo, por sus afanados viñedos que producen unos vinos estupendos (y a un precio muy asequible). Justamente fue ahí donde no tuve ocasión de probar nada.
La ciudad me gustó bastante. Todas las avenidas y calles de la ciudad están rodeadas de árboles (álamos) recreando un entorno muy acogedor. Imaginaros el espectáculo que debe ser la primavera. El Parque San Martín es el parque artificial más grande de Latinoamérica. De estilo francés se construyó para dar un lugar de esparcimiento a una ciudad rodeada de terreno desértico y donde apenas llueve. Las aguas que bajan de la cordillera además de regar los viñedos de la provincia, riegan a través de acequias el parque y la vegetación frondosa de árboles.

Mendoza (Argentina)

La visita
La visita al Centro Asturiano de Mendoza me produjo una doble sensación. Por un lado me encontré con una entidad con mucha vida y movimiento donde jóvenes y menos jóvenes participan de las diversas actividades que organizan; clases de gaita, danza, coro… Y quizá por eso me sorprendió el recibimiento un tanto frío. Así lo sentí.



No obstante, logré los objetivos de mi visita y me fui muy contento por descubrir un Centro Asturiano con una importante actividad y que vive perfectamente integrado en la vida social y cultural de la ciudad donde está. ¡¡Enhorabuena porque lo trabajaron bien!! Es un ejemplo a seguir. En pocos años fueron capaces de reconstruir física y culturalmente la entidad.

Centro Asturiano de Mendoza

El reto
Había decidido viajar de Mendoza a Buenos Aires a bordo de algún camión. La motivación era ahorrar algo de dinero y, sobre todo, vivir la experiencia de cruzar de lado a lado el país en compañía de algún camionero con quien compartir conversación y, por supuesto, mate. Pues no conseguí ninguna de las dos. Al final el control por satélites que ejercen las compañías de transporte impiden que los camioneros suban a gente y así evitar males mayores en caso de accidente. Entendible pero me fastidiaron los planes. Allí estuve en una gasolinera como siete horas. Ni siquiera las mujeres me dijeron tantas veces eso de ‘lo siento pero no puedo’. Al final y antes de verme durmiendo ahí, decidí coger un autobús camino de Buenos Aires, donde por fin llegué, pero eso, es otra historia.

Los agradecimientos
El viaje sigue permitiendo el (re-)encuentro con (nuevos) amigos. Sin lugar a duda, lo mejor de ésta experiencia. Allí o aquí, nuevos compañeros de viajes, se suben a bordo. Pero si solo fuera eso… Cómo agradecer la ayuda sincera que me brindan. Con Laura compartí pasos de aeróbic en Oviedo hasta que el amor la llevó a Logroño donde ahora trabaja y espera entusiasmada a su primer hijo. La suerte y su hermana Susana, permitieron recuperar el contacto (ésta vez sin estorbos entre paso y paso) y ahora trata de ayudarme a conseguir nuevas metas en lo profesional ¡¡gracias Laura y que disfrutéis del embarazo y del nacimiento!!

La noticia
Mi hermano Javi y mi cuñada Sara, van a ser padres de nuevo. Menos mal que ellos se van a encargar de subir los índices de natalidad de este país. Para enero creo que es cuando llega. ¡¡enhorabuena!! Ojala también todo salga bien y podamos disfrutarlos todos, aunque alguno desde la distancia. Es imposible estar aquí y allá. Y mira que lo intento. Pero no hay forma.

El tiempo
Os iba a contar que desde que inicié mi viaje, creo que el buen tiempo me acompaña. Tan sólo cuatro o cinco días de lluvia. Pero hoy no deja de llover en la capital del tango.



En Buenos Aires a 18 de mayo de 2006