viernes, 12 de enero de 2007

un año (nuevo) de locura

La Navidad
A mi me gusta la Navidad. Para mi es sinónimo de reencuentro con los míos y aunque siempre se queda a medio camino de lo esperado, siempre me gusta su llegada. Quizá por eso busqué refugio en algo que me resultase familiar. Colombia me aportaba gran parte de mis necesidades en estas fechas; una familia acogedora como los Moreno-Gallego, una ciudad encantadora con gente estupenda como Medellín, nuevos destinos por descubrir y un conjunto de emociones a flor de piel.

La Miel en Panamá

El viaje
Tres días me demoré en recorrer el trayecto que media entre Lima y Medellín. Visitas pendientes por la región de Antioquia me sirvieron para admirar mucho más esta tierra.

El Peñol

Medellín tiene una gran fama durante el periodo navideño pues realiza un despliegue de luces y alumbrados muy llamativos.

Alumbrados navideños en Medellín

Para inaugurar el año nuevo me llegué hasta el calor asfixiante y las playas bonitas de la costa atlántica del caribe colombiano, en el Golfo de Urabá.

frontera Colombia-Panamá

En los límites con Panamá y del territorio de los indios Kuna (a los que visité en el verano del 2005), se extiende el Tapón del Darién, un obstáculo natural que impide la comunicación a pie entre la América del Sur y la Central.

Tapón del Darién

Capurganá es el principal punto de destino. Hasta ahí se llega en avión o tras un recorrido infame en lancha de tres horas. Es esta actividad ya no sólo no apta para mi madre sino para mí tampoco. Son tres horas saltando sobre las olas y os juro que terminé hasta ahí mismo.

lanchas en Capurganá

Playas de arena fina y agua cristalinas, corales accesibles, vegetación selvática exuberante, quebradas de diferente expresión… son parte de los elementos de la costa oeste del Golfo de Urabá.

Playa Soledad

Tras varios días llegué a Arboletes, en la costa este del golfo, para además de darme un baño de lodo en el cráter de un volcán,

lodo en un cráter

visitar a unos familiares de mi familia adoptiva de Medellín con objeto de fotografiar la actividad típica ganadera. Aunque no lo logré, pude disfrutar de una muy grata compañía y de las fincas ganaderas que poseen. Seguimos haciendo amigos.

Punta Gigantón

Mompox, situado en la orilla del río Magdalena, es un pueblo colonial bonito aunque su condición de Patrimonio de la Humanidad es para mi gusto excesiva. Quizá porque supone mucho esfuerzo llegar hasta ahí, la desilusión fue mayor.

Mompox

De vuelta a Medellín, alto en Chinú para saludar a Jimena y su familia, a quien conocí como amiga de Mauricio. Las obligaciones impidieron me quedase por más tiempo. Seguramente y como pude comprobar en apenas medio día, me hubieran tratado de maravilla. Siento el calor de la gente y eso me hace sentirme muy orgulloso.

El agradecimiento
A mi familia adoptiva colombiana, los Moreno-Gallego, por darme el calor necesario en una época como la Navidad y por ofrecerme su cariño, su infraestructura, su gente… a cambio de nada. Especial recuerdo para Sonia, por su afecto materno y su complicidad.
Eternamente agradecido.

NAvidad en Familia

La compañía
Y por fin llegó el viaje tantas veces pospuesto.
Las gracias para ti. Por tu compañía inteligente, intensa, querida… Por mirarme así. Lo siento todo. No olvido.

Capurganá

La noticia
Aquella noticia que me daba Julián desde Toledo, me quitó el sueño buena parte de la noche. 34 años, con una niña de cuatro años y a falta de dos semanas para dar de nuevo a luz, su impulso desde lo alto de aquel puente la catapultó a una mejor vida. Quizá, y a temor de equivocarme, la lucidez y la locura la traicionaron. Cuando la lucidez se convierte en un regalo de la locura… Descanse tranquila por fin.

Medellín de noche

El aniversario
Un añito inmerso en esta aventura de viajar. El pasado 8 de enero se cumplía un año desde que me despedía de los míos y lo mío, en busca de vivencias, paisajes, momentos, encuentros… Un año es mucho tiempo. Me acabo de dar cuenta. Y mucho más si se acumulan tantos recuerdos. Sigamos adelante.


Desde Medellín a 12 de enero de 2007